El PRI tiene ya un tapado, destapado/En la opinión de Atticuss Licona

La apuesta no es un “localismo empobrecedor”, sino ‘enriquecedor’, ‘unificador’, ‘pacificador’, pleno de acuerdos y deseos de recuperar la conducción del desarrollo de Veracruz

Política al Día

El PRI tiene ya un tapado, destapado

Atticuss Licona

El candidato del PRI al Gobierno del Estado de Veracruz para el 2018 no estará en función de quien sea el candidato para la Presidencial, me asegura Pepe Yunes. Y puede ser. Tradicionalmente las formas de elegir candidato a la gubernatura se daban a. Por la fortaleza del gobernador en turno que le alcanzaba para imponer sucesor, o b. Por la decisión del CEN del PRI y Los Pinos que a distancia enviaban al ungido.

Los priistas de Veracruz no quieren un ‘centralazo’ que divida. Saben que si el candidato a gobernador resulta en función quien sea candidato del PRI a la Presidencia, no sería más que un apéndice de Meade, Nuño, Osorio o Narro.

La apuesta no es un “localismo empobrecedor”, sino ‘enriquecedor’, ‘unificador’, ‘pacificador’, pleno de acuerdos y deseos de recuperar la conducción del desarrollo de Veracruz. Existe el equipo humano capaz de tomar decisiones y la clase priista que acompaña a Pepe y a Héctor Yunes aseguran “aquí ganamos o perdemos, pero será nuestra responsabilidad no del Centro”.

Decir que va Pepe Yunes si su tocayo José Antonio Meade es el candidato, o que va Héctor Yunes si el elegido es Miguel Ángel Osorio Chong, rebaja al simplismo la toma de la decisión más importantes del priismo en Veracruz. La radiografía priista indica que el candidato será el que garantice, primordialmente, la unidad partidista, y en menor medida la mayor aceptación y los menores negativos. Es una combinación que hará que la matemática falle y la percepción cuente.

Como bien dice mi querido amigo, el periodista Mario Lozano Carbonell, el candidato natural del PRI-Verde es José Antonio Meade, y solo no lo ve, quien no lo quiere ver. El Presidente Enrique Peña Nieto para la sucesión presidencial está jugando al “tapado destapado”. José Antonio Meade es el tapado que todo mundo sabe que será, pero subió a la pasarela a Nuño y a Narro para que se dispersen los misiles y no se pierda la unidad.

Sin embargo, muy mal hablaría de Pepe Yunes si su candidatura se la debiera solo a que es ‘cuatísimo’ de Meade, a que hayan compartido el aula o a que en la amistad de años le deba algún favor. Y lo mismo aplica para Héctor Yunes si estuviera apostando todas sus canicas al ungimiento de Osorio Chong y a algún compadrazgo con Manlio Fabio Beltrones.

Pepe me confirma que el candidato de Veracruz saldrá sin importar quién sea el candidato en la Presidencial… sin embargo, eso no quiere decir que no importe la decisión de Peña Nieto. Lo que afirma Pepe no significa un libertinaje en la aldea y que acá se harán pedazos como sea, sino más bien que Peña Nieto, a través del CEN del PRI, reafirmará en pocos meses que no entregará las decisiones más importantes de su vida a terceros interesados, sino que será él, y solo él, quien decida, pero esta decisión siempre será más fácil donde hay un campo de acuerdos, de unidad y entendimiento local. “Esa es la labor de Héctor, mía y de la clase priista de Veracruz”, dice Pepe Yunes.

Héctor Yunes les dijo a sus simpatizantes “Yo sí puedo”… Pepe Yunes les dijo a los suyos “Ayúdenme a ser gobernador, que de ser candidato estoy convencido que lo seré”.

El tapado, en Veracruz, comienza a destaparse. Pero, como me asegura Pepe, éste “debe ser producto de la unidad, sin lastimados”.

@atticuss1910
atticusslicona@gmail.co

Las opiniones emitidas en las columnas periodísticas, son exclusiva responsabilidad de quienes las escriben y no representan necesariamente el pensamiento o la línea editorial de MX Político y todos sus portales estatales. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto