Sillas vacías y notables ausencias en el Consejo Político Estatal del PRI

No llenaron el salón del hotel donde se llevó a cabo el evento * Solo hubo una porra para Anilú Ingram * La sorpresa la dio Ranulfo Márquez * Ni sus luces de Tarek Abdalá, Alberto Silva, Erik Lagos y Edgar Spinoso

Xalapa, Ver.- (AVC/Verónica Huerta) En la sesión extraordinaria del Consejo Político Estatal del PRI quedaron sillas vacías, les hizo falta militancia para llenar el salón de un hotel,  y de porras sólo hubo una con tapaderas de cacerolas para vitorear la llegada de la delegada de la Sedesol, Anilú Ingram Vallines.

Llegaron los dos senadores del PRI, José Yunes Zorrilla y  Héctor Yunes Landa y de diputados federales se animaron a venir, Noemí Guzmán Lagunes y Marcó Antonio Aguilar Yunes,  los demás, los señalados por haber cometido fraude en contra de los veracruzanos como Erik Lagos, Tarek Abdalá, Alberto Silva Ramos y  Edgar Spinoso Carrera, ellos brillaron por su ausencia.

La sorpresa la dio el ex dirigente estatal del PRI, Ranulfo Márquez que después de varios meses, con una orden de aprehensión de la PGR,  y lejos del escenario político,  llegó porque dice es consejero político.

Llegaron dos mujeres priístas, dos que son consideradas como activos políticos del PRI: La delegada de Sedesol federal, Anilú Ingram y Noemí Guzmán Lagunes, a ninguna de las dos las mencionaron públicamente, las ignoró El Presidente del PRI estatal.

La sesión extraordinaria del consejo estatal del PRI estuvo desangelado, atrás quedaron las porras, las Batucadas, las conglomeraciones, los interesados por entrar y escuchar al líder priista.

Los senadores Héctor y Pepe de apellidos Yunes demostraron su unidad y apapacharon al líder estatal del PRI, Renato Alarcón, pero en su discurso no nombraron a las mujeres del PRI.

Apenas eran como 300 priistas los reunidos, no llegaron los diputados locales, Erik lagos por ejemplo, o Alberto Silva Ramos.
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto