Suspenden clases en escuelas de Las Choapas y Agua Dulce

Ante un posible desbordamiento que afectaría por lo menos ocho colonias, el Consejo Municipal de Protección Civil ordenó la suspensión de clases, y la activación de la alerta gris

Agua Dulce, Ver.- (AVC/Violeta Santiago) Durante el transcurso del miércoles el municipio de Agua Dulce sufrió los efectos del Frente Frío número 5, lo que derivó en un aumento en el nivel del arroyo que cruza por la ciudad hasta una escala crítica que generó encharcamientos en zonas bajas, suspensión de clases para más de 14 mil alumnos y la activación de cuatro refugios temporales.

Desde el martes, personal de Protección Civil estatal y autoridades locales anunciaron la instalación de la sesión permanente del Comité Municipal de Protección Civil, misma que siguió funcionando durante el miércoles cuando se dejaron sentir los efectos del meteoro. Situación similar se vive en Las Choapas.

A las 06:00 horas de la mañana, el arroyo alcanzó 5.70 metros de altura, apenas 1.30 metros por debajo del nivel crítico, sobre el que se mantuvo hasta después de las 11:00 horas, cuando comenzó a bajar hasta los 5 metros gracias a que se detuvieron las lluvias.

Durante la mañana se ordenó la suspensión de clases, aunque la orden llegó tarde, se quejaron padres de familia, puesto que el Comité Municipal trabajó el miércoles ‘a medias’, es decir, no con todos sus integrantes, muchos de los cuales realizaban sus labores de oficina como de costumbre. La suspensión se ordenó casi a las 11 de la mañana, la cual tuvo efecto sobre todos los alumnos de la cabecera.

La circulación sobre el puente Manuel Delgado, de la colonia Nueva del Río, se cerró poco después de las 10 de la mañana, ya que se trata de una estructura de tubos con 17 años de servicio, por lo que debido a la fuerte corriente habría riesgo de que colapsara. Con la disminución del nivel del afluente, se reabrió el tránsito después de las 13:00 horas

Adicionalmente se abrieron cuatro refugios temporales en escuelas en la escuela Amado Nervo, en la Secundaria 2, la primaria Cuauhtémoc en la colonia Nueva del Río y en la congregación de Tonalá, en la escuela Leona Vicario.

El Ejército Mexicano ingresó a la ciudad con elementos listos para activar el Plan DN-III en caso de que las lluvias continúen y aumenten las afectaciones por el desbordamiento del arroyo "Agua Dulce".

En la congregación de Tonalá también hubo inundaciones por encharcamiento que afectó a cerca de 100 familias de las calles Rivera del Río, Cuauhtémoc e Ignacio Zaragoza, de acuerdo con el agente municipal, Héctor Guillermo González Mayo.

Durante la tarde nuevamente las precipitaciones se volvieron intensas con lo que se eleva el riesgo de que se desborde el arroyo, mientras que la actuación de las autoridades municipales ha sido mínima: el alcalde Daniel Martínez González permaneció toda la jornada en su oficina, sin recorrer las zonas afectadas.

De acuerdo con integrantes del Comité Municipal de Protección Civil, sólo hasta cuando consideren que sí exista una contingencia saldrían a realizar un recorrido y a dar aviso a la población, no obstante, desde la mañana hubo familias afectadas en colonias como El Pajaral y Puebla, pues aunque no se desborde el afluente, se inundan a través del drenaje, así como también hubo afectaciones en la colonia El Muelle, por donde desemboca el arroyo Agua Dulce hacia el río Tonalá, todas las cuales fueron ignoradas por las autoridades locales.
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto