Ejidatarios de Huayacocotla recibirán el Premio Nacional al Mérito Forestal

A 20 años de cambiar las milpas y las hortalizas por los productos forestales, 24 ejidatarios inician la consolidación y expansión de su actividad económica que tantas críticas recibió en su inicio

Xalapa, Ver.- (AVC/Brisa Gómez) Tras varios años de esfuerzo, de ir contra corriente, un grupo de ejidatarios de la Sierra de Huayacocotla obtuvo el Premio Nacional al Mérito Forestal por el trabajo que desarrollaron en su comunidad.

Estos cerca de 24 ejidatarios, sólo apoyados por sus familias y la Conafor, avanzaron en cambiar sus hortalizas, milpas y otros cultivos por el desarrollo de productos forestales, tanto maderables como no maderables.

A más de 20 años de iniciar esa aventura, ahora tienen la intención de dar un siguiente paso, consistente en dar valor agregado a su producción y atender la creación de nuevos productos a partir de los árboles sembrados.

El objetivo es vender no solo la madera en rollo, como lo han hecho hasta ahora, sino venderla cortada en tablas, hacer palets y vender la resina de liquidámbar, lo que les dará un valor agregado importante y por lo tanto mejorará sus ingresos.

El comisario ejidal, José Portillo Tolentino, reconoció que no fue un arranque fácil, pues se trataba de un proyecto en el que si bien se iniciaron más de 40 integrantes, sin embargo no todos quedaron convencidos y quedaron sólo 24.

Estas familias se dedicaron en los primeros tres años a cuidar las 70 hectáreas iniciales del proyecto, hasta que en el cuarto año se dedicaron a ampliarse y años después cuentan con más de 100 hectáreas para la siembra y cosecha de árboles.

Esta madera, de diferentes especies, dijeron, puede ser aprovechada para su venta en el mercado, sin embargo se sienten como productores listos para dar el siguiente paso, enfocado a darle valor agregado a los árboles que sembraron.

Es por ello que ahora iniciarán con tareas que van desde cortar los rollos en tablas para venderlas al mercado y producir sus propios artículos, como muebles y palets, así como la extracción de la resina.

Durante el los primeros años, reconocieron, recibieron muchas críticas de parte de las personas que se dedicaron a la siembra de otros productos del campo, pues aseguraban que no recibirían ganancias en ningún momento.

Actualmente se preparan para un corte de esa madera, que creció más de 30 metros y que es óptima para su comercialización.

Gracias al trabajo que desarrollaron, es que lograron obtener este año el premio nacional al mérito forestal, para el ejido Helechales, de Huayacocotla.
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto