El Monedero ¿Afectó el ciberataque a bancos, a usuarios de la banca mexicana? / En la opinión de Fernando Vela

Tanto bancos como autoridades financieras se echaban la bolita, pues nadie quería "cargar con el muerto" de reconocer que la seguridad financiera en México había sido vulnerada

Por: Fernando Vela

Ciudad de México.- A finales de abril se armó un gran escandalo después de que  Banco de México (Banxico) informara a la opinión pública que 400 millones de pesos fueron robados a través del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (Spei).

Tanto bancos como autoridades financieras se echaban la bolita, pues nadie quería "cargar con el muerto" de reconocer que la seguridad financiera en México había sido vulnerada por quien sabe quién y desde quien sabe dónde, pues hasta la fecha nadie sabe, y nadie supo, de donde vino el supuesto ataque cibernético, que golpeó de lleno a 6 instituciones financieras.

Pero de qué manera afecta este robo histórico al ciudadano de a píe que día a día lucha por tener una seguridad financiera estable. Para entender este embrollo, partamos de lo básico ¿Cómo funciona un Spei?

De acuerdo con Raymundo Peralta, creador de este sistema  de pagos, en 2009 se creó para trabajar únicamente sobre una red segura, cifrada por hardware y la única forma de poder procesar una orden de pago era si se podía verificar la firma electrónica del responsable que envía la orden de pago, lo cual hace muy difícil un "hackeo".

El proceso del Spei se resume en 5 pasos, primero, los bancos se identifican usando una firma electrónica, después envían órdenes de pago firmadas al sistema, enseguida, el sistema verifica las firmas y, si son correctas, deja pasar las órdenes. El sistema, concilia el balance del usuario, los datos firmados y los fondos se transfieren al receptor y por último los bancos receptores deben verificar la información, diariamente se realizan en México 1.7 millones de operaciones a través de Spei.

Pero el 27 de abril de este año cientos de personas se quejaron en redes sociales debido a que no podían realizar operaciones bancarias en instituciones como Banorte, Banamex y Banjército no pudieron concretar dichas transacciones.

Para la tarde de ese día Lorenza Martínez Trigueros, la directora general de Sistemas de Pagos del Banco de México, reconoció que fueron tres bancos y una pequeña casa de bolsa las afectadas por los incidentes ocurridos con el Spei.

¿Los usuarios de estos bancos perdieron su dinero? ¿Quiénes emitieron los pagos, tendrán que desembolsar de nueva cuenta para asumir sus compromisos? ¿Quién se va hacer responsable de las pérdidas millonarias?

Como dijera Jack el destripador, vamos por partes.

Mario Di Constanzo, titular de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), aseguró que el dinero de los clientes de los bancos hackeados no es dinero que proviene de las cuentas de los usuarios, sino de cuentas concentradoras que tienen los propios bancos.

La Condusef informó que los pagos que no se vieron reflejados durante el transcurso de del día del supuesto ataque cibernético, no serán sujetas a pago de intereses o recargos por parte de los bancos, pues no es responsabilidad del usuario.

Hasta ahora no ha sido identificado ningún responsable del ataque, sin embrago el Banco de México y los banqueros creen que fue una intrusión efectuada por especialistas que tienen una red muy bien organizada.

A partir de estos hechos la autoridad financiera mexicana han redefinido las políticas para el uso del Spei.

Banco de México publicó una reforma que obliga a los bancos a tener una mayor vigilancia a transferencias interbancarias iguales o superiores a 50 mil pesos.

De acuerdo con Banco de México desde el 2014 se estableció un plan nacional de ciberseguridad y ciberdefensa que no se ha implementado a cabalidad. Todos los días alguien desde algún punto del planeta intenta ingresar a las instituciones financieras con la intención de robarles.

Sin embargo, las fallas en el Spei demuestran que hay que trabajar mucho más en la prevención y persecución de los delitos cibernéticos.

Recuerda el dinero es de quien lo trabaja y siempre se guarda en el monedero. Hasta la próxima semana, "ahí nos leemos".

Si tienen alguna duda respecto del buen uso de sus finanzas personales aquí las podemos resolver, hasta la vista y nos leemos la próxima semana. Para comentarios, reclamaciones, recomendaciones y mentadas por favor diríjase a mi cuenta de twitter @fhervela

-

Fernando Vela, comunicador, egresado de la Universidad del Tepeyac, colaborador del programa de finanzas personales, Dinero a la Carta, de grupo Ultra Telecom, colaboraciones en el diario el Punto Crítico y periodista por convicción.

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto