Espejo Ciudadano: Se va, se va… Se fue / En la opinión de Osiris Villanueva

Por Osiris Villanueva
 
Desde hace un par de días se comentaba en algunas columnas de opinión el retiro de la candidatura presidencial de Margarita Zavala, anuncio que se concretó la tarde de ayer a través de un adelanto del programa televisivo Tercer Grado.
 
Minutos más tarde, Fernanda Caso, representante de Zavala ante el INE confirmó la noticia a El Universal; no obstante, hay varios negativos en esta decisión:
 
Primero. Fue un terrible desliz decidir -o dejar- que fuera el adelanto de un programa televisivo el que difundiera la premisa, y no la candidata de viva voz o algún miembro de su equipo. Todavía la mañana del miércoles se reunió con representantes de Coparmex para firmar el llamado ManifiestoMx, a sabiendas que unas horas más tarde anunciaría su salida del proceso electoral.
 
Segundo. Casi a las 14:00 horas Zavala se mantenía alejada de una declaración oficial, pero Ricardo Anaya salió en sus redes a reconocer su valentía y principios: "Sus aportaciones a México, y en particular a la contienda electoral, han sido muy valiosas. A ella y a su equipo, todo mi reconocimiento", señaló. Lo anterior representó otro posible adelanto de más decisiones que tampoco publicaría primero ella: su respaldo al Frente por México. 
 
Tercero. Se va en números rojos en cada uno de los aspectos electorales posibles: a 45 días de la elección, con más de 700 mil firmas irregulares en el proceso de su registro, de 33 años de militancia en Acción Nacional tirados a la basura, con un total de aportaciones de 13 millones 667 mil 811 pesos (de acuerdo al último corte del 15 de mayo), de los 422 millones posibles de financiamiento privado.
 
Cuarto. Todos sus grandes beneficiarios deben estar ligeramente incómodos por el gasto -para ellos mínimo- de recursos inyectados a una campaña estéril, entre ellos destacan Alberto y Alejando Baillerés, accionistas de GNP Seguros, Palacio de Hierro y la empresa minera Peñoles; Fernando Canales Clariond, quien fuera Gobernador de Nuevo León, y cabeza de la Secretaría de Economía y Energía con Vicente Fox; suerte similar corre Juan Bordes Aznar, del mismo grupo, también de Grupo BAL.
 
Fue una campaña que nunca despegó, desde un registro incómodo y cuestionado, hasta nada más y nada menos que la carga de un expresidente a sus espaldas ¡y que Presidente!
 
Ser mujer y candidata a la Presidencia en México sólo lo habían logrado 5 mujeres: Rosario Ibarra en 1982 y 1988, Cecilia Soto y Marcela Lombardo en 1994, Patricia Mercado en 20006 y Josefina Vázquez Mota en 2012. Margarita es la sexta en intentarlo, y la única, en retirarse antes.
 
Margarita Ester Zavala Gómez del Campo es una mujer valiente, de entrada por arriesgarse a ser candidata presidencial; brillante, según cuentan los panistas de larga trayectoria; y experimentada, así lo registran sus 34 años de trayectoria en la vida pública. Incluso la historia señala que fue ella, quien sumergió a Calderón Hinojosa en la política.
 
No le alcanzó el arraigo familiar en el PAN, ni la inyección financiera, ni la larga cadena de favores que debió recoger resultado de un sexenio presidencial en los Pinos. A Margarita le pesó su partido, su pasado y la falta de estrategia que, si bien los adeptos a las cortinas de humo dirán que siempre fue apoyar a Anaya, seguro no era salir tan lastimada.
 
Una menos y continuamos.

--

Osiris Villanueva, comunicóloga egresada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Colaboradora en campañas electorales desde 2008. Trabajó en gobiernos locales de la CDMX. La Comunicación Política y ciudadanía como pilares de la democracia.
 
Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.
 
zam

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto