¿Restan votos esposas de ex y gobernantes corruptos? / En la opinión de Alfredo Martínez de Aguilar

Por: Alfredo Martínez de Aguilar

¿Hasta dónde suman y fortalecen la gobernabilidad y por ende la rentabilidad electoral, en su momento, las esposas de los ex y gobernadores, ex y servidores públicos y políticos en general?

El gobernador Alejandro Murat Hinojosa es sumamente afortunado. A diferencia de la mayoría de sus antecesores en Oaxaca, su mayor y mejor activista es su esposa Ivette Morán Rodríguez.

El intenso trabajo social, previo al destape y campaña a la gobernación de Oaxaca, mediante la Fundación Arte y Manos Oaxaqueñas (AMO), fue definitiva y definitoria en el triunfo de Alejandro.

El evidente, público, notorio y contundente liderazgo de Ivette Morán llevó, incluso, al análisis de su candidatura al Senado de la República. Hoy, se insiste que comparte el poder con su esposo.   

La misma versión circula en los mentideros políticos sobre la injerencia de Pepe Murat en el gobierno de su hijo. ¿Es solo "grilla" de sus enemigos hablar de un triunvirato en Oaxaca?

¿Aun cuando estuvieren casados por separación de bienes, las esposas de ex y gobernantes, ex y funcionarios y políticos corruptos, se convierten en socias y/o cómplices de sus cónyuges?

Salvo prueba en contrario, las esposas de personajes públicos y privados corruptos, no pueden pretextar justificadamente, no estar enteradas ni ser sabedoras de la corrupción de sus consortes. 

La razón es muy simple y sencilla, no simplista. Las esposas no son ajenas al disfrute de las mieles y excesivos lujos que trae consigo la corrupción, especialmente, cuanto más escandalosa es ésta.

Hasta ahora éste es un aspecto poco observado por los analistas políticos a nivel nacional. Hecha excepción de Karime Macías, quien presumiblemente lava dinero en antros de moda en Oaxaca.

Blanqueo de dinero, vía uno de sus primos, en la mira de la Unidad de Inteligencia Financiera del SAT y la Unidad Especializada en Lavado de Dinero de la PGR, y por la reciente muerte de un socio.
No podía ser de otra manera, dada la escandalosa corrupción del ex gobernador veracruzano Javier Duarte de Ochoa y de su esposa, quien tenía como hobby decretar "merezco abundancia". 

Perversamente geniales como son los esposos corruptos, generalmente simulan divorcios al terminar sus gobiernos. Es la salida legaloide que han encontrado para gozar de impunidad. 

Claro, que estas perversas maniobras no son exclusivas de los ex y gobernadores, ex y servidores públicos y políticos en general, pues también las realizan frecuentemente los empresarios.

¿La porteña Karime Macías Tubilla suma y multiplica votos y, por tanto, garantiza rentabilidad político-electoral en Veracruz al PRI en el actual proceso electoral federal y local concurrente?

¡Por supuesto que no, de ninguna manera, por el contrario, es una pesada losa junto con su marido, Javier Duarte de Ochoa, para Pepe Yunes Zorrilla, candidato del PRI a gobernador!

¿Sumará y multiplicará votos en Oaxaca, Mané, la esposa del ex gobernador Gabino Cué Monteagudo; Adriana, de Jorge Enrique Castillo Díaz; Miriam, de Germán Tenorio Vasconcelos; María, de Enrique Arnaud Viñas y Lizbeth, de Gerardo Cajiga Estrada?

¿Sumarán y multiplicarán votos la esposa de Carlos Alberto Moreno Alcántara; Ángeles, de José Zorrilla de San Martín Diego; Miriam, de Alberto Vargas Varela; Gaby, de Netzahualcóyotl Salvatierra López y Paulina, de Salvador Monroy Rodríguez, el "cuñado incómodo" de Gerardo Gutiérrez Candiani?

A los anteriores "pájaros de cuenta" hay que sumar a Alejandra, esposa de Juan José Álvarez Candiani "primo incómodo" del  titular de las Zonas Económicas Especiales, presumiblemente refugiado al igual que Karime Macías en Londres, por las supuestas o reales  amenazas de muerte de Jorge Enrique Castillo Díaz.

A la luz de esas amenazas de muerte, el siguiente ejecutado podría ser Juan José Álvarez Candiani,  después de la ejecución de Rafael Pérez Gavilán Escalante, ex Subdirector de Administración y Finanzas de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), a quien callaron para siempre y evitar que denunciara de manera documentada la escandalosa corrupción en la Secretaría de Salud. 

Pero todavía hay más esposas de los probables cómplices de Gabino Cué y Jorge Enrique Castillo, sin olvidar, desde luego, a Pamela, esposa de Manuel Ramírez Tenorio "cuñado incómodo"; Rogelio Hernández Cázares, amigo y compañero de banca de Andrés Manuel López Beltrán, segundo hijo de MALO y Norma Laura, de Hugo Espinoza Morales, refugiado con Diódoro Carrasco en el gobierno de Puebla.

En la mayoría de los casos mencionados ex gobernador, y los ex servidores públicos se han divorciado o separado de sus esposas con las que iniciaron su labor como funcionarios públicos.

Pero las ex y esposas de estas "bellísimas personas" no son las únicas que restan y dividen el voto provocando su pulverización en Oaxaca, como es el caso de Ángel Benjamín Robles Montoya.

¿O usted, querido lector, cree en la "familia feliz" que se ha agandallado candidaturas plurinominales por el Partido del Trabajo (PT) desplazando a quienes las merecen y votaría por Benjamín Robles, Maribel Martínez, Luis Alfonso Robles y César Morales? ¡Yo tampoco!

Otra pareja infernal es la del presidente municipal de Tlacolula de Matamoros, Fausto Díaz Montes y su esposa María de Fátima García León, quienes acaparan espacios en el Partido Acción Nacional (PAN) al buscar su reelección y la diputación federal por el distrito IV de Tlacolula.

El objetivo es buscar garantizarse impunidad ante las corruptelas instrumentadas en el Sistema Estatal de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) por Jorge Enrique Castillo Díaz, principal operador político-financiero de Gabino Cué.

Sobre la ex directora del DIF, María de Fátima García León, pesan graves acusaciones por el presunto desvío de cerca de 3 mil millones de pesos de programas sociales alimentario en cocinas comunitarias, cuando estuvo al frente de ese organismo durante el sexenio gabinista.

Y al ser derrotados por los candidatos del PRI-gobierno hipócritamente se rasgan las vestiduras y ponen el grito en el cielo e indignados gritan a los cuatro vientos ¡Fraude! ¡Fraude! ¡Fraude! 

Por cierto, resulta por demás extraño y sospechoso que, después de un año y medio, de iniciado el gobierno de Alejandro Murat, no se ha molestado a Gabino Cué y su mafia de rateros ni siquiera con el pétalo de una rosa. 

¿Será simple ineficiencia e ineficacia de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca y en particular de la Fiscalía Especializada en Combaten a la Corrupción, traducidas en ineptitud de sus titulares?

Conociendo la integridad del doctor en derecho Rubén Vasconcelos Méndez y amplia trayectoria y experiencia, reflejo de su honestidad intelectual y material, resulta difícil creer que se trate de ineptitud. 

Sin embargo, resulta totalmente inaceptable que la Comisión Instructora del Juicio Político contra el ex gobernador Gabino Cué Monteagudo no haya podido avanzar en el desahogo del mismo con el pretexto estúpido que no pudo ser notificado al no conocer ni encontrar su domicilio en Polanco. ¡Imagínese el grado de complicidad!

Entonces, por qué el gobierno del vecino estado de Veracruz tiene avances sustanciales en el combate a la corrupción del gobierno de Javier Duarte de Ochoa, incluso, contra su esposa Karime Macías y no ocurre lo mismo en Oaxaca.

¿Qué pasa, de qué se trata, en realidad, hay o no voluntad política, a pesar que ha sido un compromiso expresado públicamente por el gobernador Alejandro Murat desde su campaña a la gobernación?

En ese sentido, Yunes adelantó que este jueves viajará a Houston, Texas, con el fin de tomar posesión de dos inmuebles, una casa y un local, que fueron comprados con recursos públicos, en el gobierno de Duarte y agregó que se podrían recuperar hasta 12 inmuebles más en ese estado, pues gran parte de los exfuncionarios de Duarte tienen una casa en esa zona.  

Prófuga de la justicia, Karime vive con sus hijos en una de las zonas más exclusivas de Londres, cuyo gasto mensual es de un millón 620 mil pesos, según acusación del gobernador Miguel Ángel Yunes. 

El gobernador de Veracruz, aseguró que Karime Macías, esposa del exgobernador de la entidad Javier Duarte, no está siendo perseguida políticamente, sino que es una prófuga de la justicia, luego que su defensa anunciará que Macías solicitó asilo político a Reino Unido considerándose víctima de persecución política.

A través de un video publicado en sus redes sociales el mandatario estatal expuso que Macías, "Pidió asilo a Reino Unido, se trata de un acto de poca vergüenza, de desfachatez; la señora no está siendo perseguida políticamente, es prófuga de la justicia de Veracruz por haber robado dinero de los niños", señaló.

De acuerdo con Milenio, Yunes Linares, agregó que el gobierno de Veracruz no la persigue por sus ideas políticas, pues la única que se le conoce es el de "sí merezco abundancia", que dijo, es una vergüenza para los veracruzanos.

"Lo que debieran hacer es devolver lo que se robaron… explicar cómo es que puede vivir en Londres, gastando millones de pesos, una persona que argumenta no haber incurrido en actos de corrupción. No vamos a parar… Nada de asilo, traerla a Veracruz y ponerla a disposición de los jueces, esa es nuestra exigencia", puntualizó.

Detrás de la Noticia
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto