El terror y el orden del caos en Oaxaca / En la opinión de Alfredo Martínez de Aguilar

Por: Alfredo Martínez de Aguilar

Oaxaca es único e irrepetible. Eternamente irónico y paradójico en cuanto sorprendente y contradictorio. A diferencia del país todo, en Oaxaca prevale la genial perversidad del orden del caos para mantener el control no hegemónico del poder político y económico.

Es tal la genialidad de los perversos titiriteros que mueven los hilos de la partidocracia y de los grupos de presión política y chantaje económico que optimizan al grado de sublimar la tesis marxista-leninista "un paso adelante dos atrás" y algunas veces cede el poder.

Es la aplicación del perverso plan debidamente preconcebido y fielmente acatado del orden del caos, con una alta carga de terror psicológico o físico, como las amenazas de bombas en edificios públicos o, incluso, el incendio de negocios y estallido de petardos en cajeros bancarios.

Elementos de las Policías Estatal, Municipal y del Cuerpo de Bomberos, acudieron a los Juzgados Familiares y Civiles en el Barrio del Ex Marquesado, en los que se reportó una amenaza de bomba.

El personal fue desalojado y el área acordonada, mientras se llevó a cabo una inspección en las instalaciones para verificar las condiciones y la posibilidad de la existencia de un artefacto explosivo.

La policía no reportó el hallazgo de ningún artefacto explosivo en las instalaciones, no obstante, recomendó a los trabajadores mantenerse alerta ante cualquier objeto extraño que detecten en el edificio.

Un pueblo ignorante, hambriento y en la miseria como el mexicano en general, pero especialmente el oaxaqueño, siempre será fácil presa para convertirse en la jauría que se suelta contra el propio pueblo pobre, para aterrorizarle, manipularle y finalmente controlarle.

Ese es el objetivo fundamental del prefabricado conflicto magisterial que dura ya 37 largos años de oscuridad y oscurantismo. A quienes estúpidamente lo duden, ahí está el tercer nuevo paro por 72 horas de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Para dar respuesta al acuerdo del IV Congreso Extraordinario de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, iniciará un paro de 72 horas, este 30 de abril, 1 y 2 de mayo.

Dentro de sus actividades, los maestros tienen planeado la toma de las instalaciones de las gasolineras, centros comerciales, oficinas de gobierno, así como una marcha masiva.

Con este paro de 72 de horas, suman tres que se han realizado durante el ciclo escolar 2017-2018. Con esta actividad 14 mil escuelas del estado abandonarían las aulas para dejar sin clases a más de un millón de escolares. Sumando así, 7 días de clases perdidos.

Wilbert Santiago Valdivieso, secretario de Prensa y Propaganda del magisterio, argumentó que las manifestaciones no afectan a niñez, debido al calendario alternativo con el que se guían, "recordemos que el magisterio no acata el calendario oficial, se guía por uno alternativo en el que contemplamos algunas acciones y tenemos vías y estrategias para reponer las clases", señaló.

Para "calentar la plaza" por segunda ocasión consecutiva dos funcionarios del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), fueron retenidos por integrantes de la Sección XXII de la CNTE, debido al conflicto existente en la primaria 'Tierra y Libertad' de la agencia municipal Donají, en la capital del estado.

Ante este panorama, se interpusieron dos quejas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), bajo los números de expedientes JUDJ1804230030 y RALI1804230026, las cuales se suman a la del sábado, cuando también el sindicato magisterial retuvo a otros dos funcionarios del gobierno estatal.

Ahora, se trató del jefe de la Unidad de Educación Primaria, Emilio Carreño Pérez, y el subdirector General de Servicios Educativos, Álvaro Guevara Martínez, quienes fueron retenidos desde las 11:00 horas de este lunes en una de las oficinas del organismo educativo, ubicadas en Santa Lucía del Camino. 

Hasta las 20:00 horas del mismo lunes los docentes mantuvieron acordonado el edificio por la disputa que desde el 16 de abril dejó sin clases al plantel que afectó a 335 estudiantes del nivel básico.

La retención ocurrió a pesar de que este lunes el IEEP anunciara la continuidad de 11 docentes, quienes habían sido destituidos de la primaria, por los padres de familia, derivado del conflicto que prevalece por el rechazo a la directora Ruth Díaz Vásquez.

Lo peor es que los canes de la jauría de activistas y milicianos son tan estúpidos que, después de tres décadas no se percatan que solo son "compañeros de viaje", "idiotas útiles" y finalmente "carne de cañón" de sus capos y comandantes públicos y clandestinos.

Lo que los profanos de la política ignoran es que perdiendo aparentemente, los genialmente perversos que controlan el poder y el dinero en Oaxaca, en realidad, ganan. Si así conviene a sus intereses y compromisos apoyarán el triunfo de Manuel Andrés López Obrador.

En este ejercicio de creación de escenarios políticos futuros podemos adelantar que la derrota del PRI-gobierno en Oaxaca paradójicamente será aparente, porque MALO y sus hordas ganarán las dos senadurías y la mayoría de las diputaciones federales, pero no arrasarán.

Qué significa esta conclusión irónicamente contradictoria. Simple y sencillamente que Manuel Andrés López Obrador (MALO) y sus huestes del Movimiento de Regeneración Nacional serán utilizados por los titiriteros, una vez más, para mantener y aumentar su poder. 

¡Esta conclusión no es, de ninguna manera producto de un sueño de opio! Es resultado del análisis de una serie de elementos objetivos, a partir de las miserias y grandezas de la condición humana. ¡No olvidemos que todos tenemos un precio y más los tránsfugas lopezobradoristas!

Prueba de ello, MALO y sus resentidos sociales, con careta de revolucionarios, solo ganarán la mayoría relativa en la LXIV Legislatura local del Congreso del Estado, porque de lo contrario, Alejandro Murat Hinojosa perdería el control presupuestal y no podría gobernar.

En defensa de nuestro ejercicio de creación de escenarios futuros, también podemos adelantar que Oswaldo García Jarquín ganará la presidencia del municipio de Oaxaca de Juárez más como resultado de una negociación y traiciones priistas que por su liderazgo real.

Así ha sido durante los últimos 48 años desde la década de los 70, o sea, casi medio siglo de caos, prohijado y financiado, por diversos sectores del gobierno federal y estatal. Así ganó Gabino Cué Monteagudo la alcaldía capitalina y la gobernación del Estado de Oaxaca.

El terror, a veces psicológico, otras veces físico, del orden del caos controlado, ha permitido hacerse ilusiones al socialismo-comunismo nacional e internacional de estallar en Oaxaca la "primera revolución del siglo XXI", cuya injerencia extranjera fue confirmada en la revuelta de 2006, con dinero de Hugo Chávez.

El mayor problema de fondo, no es el fanatismo mesiánico fundamentalista de los marxistas-leninistas de siempre, pues son los mismos de ayer y de hoy, en realidad, es la pérdida de la dignidad y de valor para defender nuestros más sagrados derechos humanos fundamentales.

Es totalmente condenable que a los padres de más de un millón de niños de educación básica no interese la formación de sus hijos y nietos, como también lo es que los cuatro millones de oaxaqueños no puedan circular libremente por marchas y bloqueos de calles y carreteras.

Entendible que las autoridades en sus diversos órdenes de gobierno lo permitan para no ser acusadas de represoras, por el síndrome del 68 y 71, y porque la mayoría han convertido a la anarquía en principal fuente de riqueza mal habida al repartirse el botín con los grupos de presión.

Así lo han hecho los servidores públicos de la Secretaría General de Gobierno, del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), de la Secretaría de Salud, de los Servicios de Salud de Oaxaca y del Seguro Popular, del Congreso del Estado y de la Defensoría de Derecho Humanos.

A querer o no, guste o no, aunque incomode a las hipócritas buenas conciencias y a los correctamente políticos la presión política y el chantaje económico es la única industria más próspera en Oaxaca desde hace medio siglo por apatía, cobardía o complicidad de casi todos.

Hasta los empresarios que son los que tienen más dinero y bienes que perder han sido y son cómplices de las 685 organizaciones sociales radicales que destruyen Oaxaca. Anteponen en los negocios su desmedida ambición, sin llenadera alguna, al igual que los funcionarios públicos.

Se los dije y se los he dicho insistente y machaconamente. Es la misma película de provocación de la violencia para luego llamarse reprimidos y continuar de manera permanente la Guerra Popular Prolongada con la estrategia negociación-presión-negociación, es decir, chantaje vil al gobierno.

Detrás de la Noticia
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto