Por tercer año consecutivo, elecciones se llevarán a cabo en medio de la inseguridad

La inseguridad en Guerrero, Michoacán, Tamaulipas y Veracruz representa un riesgo para los próximos comicios 

Por Vanessa Solis 

Ciudad de México.- Debido al alza de la inseguridad en el país, las elecciones del próximo 1 de julio podrían enfrentar dificultades, pues cuatro entidades donde habrá comicios están consideradas como zonas de riesgo, de acuerdo con el listado de alerta del Instituto Nacional Electoral (INE) y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade). 

Por tercera vez consecutiva, la inseguridad en Guerrero, Michoacán, Tamaulipas y Veracruz es un foco rojo para la organización de las elecciones, por lo que el documento del INE y la Fepade, señalan atención especial para solicitar más respaldo de autoridades de seguridad pública. 

El documento también señala que la inseguridad pública repuntó en seis de las nueve entidades donde se elegirá gobernador: Guanajuato, Jalisco, Ciudad de México, Morelos, Puebla y Veracruz.

Este año nuestro país vivirá el proceso electoral más grande de la historia moderna, porque somete a elección tres mil 406 cargos, que serán decididos por alrededor de 87 millones 895 mil 313 ciudadanos, que elegirán al nuevo Presidente de la República, a los 128 senadores y 500 diputados federales, así como a nueve gobernadores y a dos mil 768 diputados locales, ayuntamientos, juntas municipales, alcaldías y consejales.

Y a pesar del esfuerzo realizado de manera constante desde 2006 para disminuir los niveles de inseguridad, por tercera ocasión consecutiva los comicios presidenciales se realizarán en un escenario de vulnerabilidad a la seguridad de los funcionarios de casilla y de los propios votantes en cinco entidades, cuatro de ellas ya consideradas como zonas de alerta desde hace 11 años

La Fepade informó hace unas semanas a los senadores integrantes de las comisiones de Gobernación y Seguridad Pública, que los estados de Guerrero, Michoacán, Tamaulipas y Veracruz representan retos de mayor atención para garantizar el desarrollo pacífico del proceso electoral.

De acuerdo con Excélsior, comparado con los listados de las entidades de mayor riesgo para la seguridad en las elecciones federales presidenciales de los años 2006 y 2012, se observa que son cuatro las entidades que conservan este estatus, a pesar de los cambios de gobierno que han tenido y de los apoyos federales.

En el año 2006, los estados con mayor problema de seguridad eran Tamaulipas, Sonora, Sinaloa, Veracruz, Guerrero, Michoacán y Baja California Sur.

Para el 2012, había nueve estados de alta atención en el proceso electoral: Guerrero, Tamaulipas, Chihuahua, Veracruz, Michoacán, Sinaloa, Zacatecas, Chiapas y Durango; en dos de ellos, como fueron los casos de Chiapas y Guerrero, se registraba un ambiente de crispación política.

Cabe recordar que el mes pasado, el Observatorio Nacional Ciudadano analizó la incidencia delictiva en las nueve entidades que cambiará de gobernador y destacó que siete estados presentaron cifras de inseguridad alarmantes. 

Tabasco, Morelos, Ciudad de México, Jalisco, Guanajuato, Puebla y Veracruz, presentaron las tasas más altas en diversos delitos de alto impacto. 

vsv

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto