Tijuana, la 5ta ciudad más violenta del país y que vio morir a Colosio, recibe a presidenciales

A esa entidad llegarán los candidatos a la Presidencia para debatir sobre sus propuestas 

Por Vanessa Solis 

Ciudad de México.- El próximo domingo 20 de mayo se llevará a cabo el segundo debate presidencial en la ciudad de Tijuana, una de las ciudades con la mayor tasa de homicidios a nivel mundial en 2017 y justo en esta ciudad fue en donde previo a una elección presidencial, el candidato del PRI, Luis Donaldo Colosio fue asesinado.

La sede del debate es la quinta ciudad más violenta del mundo con mil 897 homicidios registrados en 2017 y un millón 882 mil 492 habitantes.

Pero los altos niveles de violencia en Tijuana no son nuevos, pues justo ahí fue asesinado el candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio, el 23 de marzo de 1994. Han pasado 24 años y la violencia en la ciudad fronteriza no llega a su fin, mucho menos la violencia política, pues en el actual proceso electoral han asesinado a más de 80 políticos en todo el país. 

El secretario de Seguridad de Tijuana, Marco Antonio Sotomayor, reconoció en febrero que la década pasada el principal problemas de la ciudad fronteriza era el control de las rutas para hacer llegar la droga a Estados Unidos, pero ahora “el origen de la violencia está en la venta de estupefacientes en las calles, en el narcomenudeo”, de acuerdo con información de The HuffPost. 

Estos datos coinciden con cifras del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC). De acuerdo con el seguimiento del Observatorio, la tasa de narcomenudeo de Baja California el año pasado fue 350.34% mayor que la media nacional.

La analista en políticas de seguridad Lilian Chapa Koloffon cree que el indicador de narcomenudeo también depende de que el Estado se enfoque en perseguirlo y no es precisamente porque haya más, sino que hay muchos agentes federales persiguiéndolo.

Chapa coincide en que Tijuana tiene un problema de adicciones sin control y no hay "programas de salud pública para atender a una población que es de bajísimos recursos" y que tiene problemas graves de dependencia y que le roban hasta a su familia.

"En donde están los puntos de venta empiezan a haber robos porque si alguien quiere ir a comprar heroína o piedra, drogas que generan una adicción muy fuerte, algunas personas llegan y roban en las casas que están en los alrededores", explicó la especialista en entrevista con el HuffPost.

Los delitos de robos sí están aumentando, reconoce Lilian Chapa, además de que generan una percepción de inseguridad y mucho temor. De acuerdo con cifras del Observatorio Nacional Ciudadano, en 2017, Baja California tuvo una tasa de robo con violencia 91.64% mayor que la media nacional; de robo de vehículo, 249.22%; y de robo a casa habitación, 271.45% mayor que el promedio nacional.

A esa entidad llegarán los candidatos a la Presidencia en los próximos días, un estado donde las condiciones sociales siguen sin atenderse, pese a algunos esfuerzos de coordinación institucional de las fuerzas de seguridad durante el último año de la administración de Felipe Calderón.

"Lamentablemente a estas alturas ya se alcanzaron los mil homicidios tan solo en Tijuana. El año pasado, esta cifra se alcanzó en agosto", dijo Francisco Rivas, director general del Observatorio Nacional Ciudadano, durante una conversación sobre migración, comercio exterior y seguridad transfronteriza previo al segundo debate presidencial.

Aunque el país entero está viviendo un crecimiento de la incidencia delictiva y es un problema nacional, con seis de cada 100 homicidios en el mundo ocurriendo en México según el Instituto Igarapé, es "en los estados del norte del país (en donde) estamos viendo una descomposición sumamente importante", explicó Rivas.

La situación de seguridad es aún más crítica en determinadas zonas del país, tal es el caso de las entidades ubicadas en la frontera norte.

"La crisis lejos de contenerse sigue creciendo", señaló Rivas, mientras manifestó su preocupación sobre si las propuestas de los candidatos en seguridad fronteriza van a ser factibles.

"Crecer las instituciones de seguridad tiene que ver con dinero (recursos a programas) y eso en algún momento alguien lo tendrá que explicar", concluyó Rivas.

Lilian Chapa coincidió en que los candidatos deben definir sus propuestas en materia de presupuesto y en planeación de políticas muy focalizadas a esa población que se encuentra abandonada.

Pese a que existen algunas propuestas de los candidatos en el tema de la inseguridad y la migración, que van desde la implementación de inteligencia y tecnología en la frontera para evitar que armas y dinero de grupos delincuenciales ingresen al país, hasta una mayor cooperación con Estados Unidos en materia de seguridad, "una revisión general de las plataformas electorales evidencia que las propuestas de los candidatos presidenciales son insuficientes ante la crisis de seguridad que enfrenta el país", de acuerdo con el diagnóstico del Observatorio Nacional Ciudadano.

Para la especialista, el problema de la inseguridad no es una cuestión que solo se resuelva con policías, pese a reconocer que hay un déficit de las policías en Tijuana, así como en otras ciudades del país. "Si no tienes ningún programa para atender el problema de adicciones y de incorporación de jóvenes a grupos delictivos difícilmente lo vas a resolver", concluyó.

vsv

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto