Exige Anaya que relevo en Segob sea “ordenado”, “no debe aumentar la violencia”

El panista recordó que ahora las tareas de seguridad pública corresponden a la Segob “y, por tanto, nuestra exigencia es de una transición ordenada”

 

Por Rosa Santana / Apro

 

Campeche (apro).- Ricardo Anaya Cortés, precandidato a la Presidencia de la República de la coalición “Por México al Frente”, llamó hoy al gobierno federal a que el relevo en la Secretaría de Gobernación (Segob) “se dé de manera muy ordenada, porque sería gravísimo para México que en el descontrol de la transición aumentara aún más la violencia y la inseguridad”.

 

El panista recordó que ahora las tareas de seguridad pública corresponden a la Segob “y, por tanto, nuestra exigencia es de una transición ordenada. Nos parecería gravísimo que en el descontrol de la transición aumentara aún más la violencia que ya, como saben, en 2017 ha sido la más alta en los últimos años en nuestro país”.

 

En desorganizada conferencia de prensa -en cuya convocatoria el equipo de Comunicación explicó que transcurriría como “un chacaleo, una entrevista de banqueta”- antes del encuentro que tuvo con militantes del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano en el Centro de Convenciones Campeche XXI, Anaya Cortés se mostró esquivo en torno a los señalamientos que le lanzó el senador Javier Lozano.

 

Y es que el ahora expanista, tras renunciar a ese partido, se incorporó hoy a la campaña del precandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, y acusó a Ricardo Anaya de ser “un joven dictador”, “más peligroso” que el precandidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, e “hipócrita” por no reconocer su grado de responsabilidad en los gasolinazos.

 

Sobre la renuncia de Lozano -quien en el sexenio de Vicente Fox renunció al PRI para afiliarse al PAN-, el exlíder nacional panista dijo cortante: “como ya lo dijo la dirigencia del PAN, él desde hace algunos meses en realidad ya estaba con el PRI”.

 

Y recalcó: “Yo no le deseo mal a nadie. Deseo que le vaya bien en esa decisión que tomó. Él en realidad ya estaba con el PRI”.

 

El aspirante presidencial consideró la salida del senador del PAN “no hace ninguna diferencia” porque está documentado que desde hacía tiempo que estaba ya trabajando con el PRI y remató: “Ya lo he dicho, que no me merece mayor opinión”.

 

El PAN rechazó gasolinazo, dice

 

Al insistirle que Lozano lo tildó de hipócrita por intentar deslindarse de los gasolinazos, respondió con cierta irritación:

 

“Sobre el gasolinazo que no haya ninguna duda, está en el Diario Oficial, en el Diario de los Debates, la posición del PAN durante la sesión en contra de los gasolinazos. Y no sólo eso, el grupo parlamentario del PAN presentó una iniciativa con más de 120 mil firmas para dar marcha atrás al gasolinazo…”

 

Ricardo Anaya puntualizó: “El gasolinazo es una responsabilidad del PRI y nosotros les exigimos que asuman su responsabilidad. Y, por cierto, quien era el secretario de Hacienda cuando se dio el gasolinazo era justamente el candidato del PRI, José Antonio Meade”.

 

Cuestionado sobre las consecuencias de la reforma energética, que en su momento avaló, y que hoy llegó a criticar, el exdirigente nacional del PAN argumentó que ésta “ha sido implementada profundamente ineficaz y con enorme corrupción y eso tiene al país en un problema serio y particularmente al estado de Campeche. Y esa es una deuda que tiene el PRI con el pueblo de México y con el pueblo de Campeche”.

 

Dicha entidad, agregó, resintió el mayor impacto de la reforma energética y ahora “hay un problema muy grave en términos económicos por el sobreendeudamiento de Pemex”.

 

El aspirante presidencial continuó: “Este gobierno priista ha sido profundamente irresponsable, porque en solamente cuatro años, lo que hicieron fue más que duplicar la deuda de Pemex, eso ha metido a Pemex en un problema serio de insolvencia. Y, aunado a la caída en los precios del petróleo y la producción, ha implicado desempleo, despidos, falta de inversión productiva. Todo eso afectando de manera gravísima al estado de Campeche”.

 

Respecto al conflicto del gobernador de Chihuahua, Javier Corral, con el gobierno federal, Ricardo Anaya le reiteró su respaldo y apoyo y lo calificó como un mandatario “honesto, valiente, que está sufriendo las consecuencias de combatir a la corrupción”.

 

Pero cuando se le preguntó qué mensaje mandaría a la Presidencia de la República por este asunto, evitó responder y dio por concluida la entrevista para enseguida ir a posar para los fotógrafos abrazados a los dirigentes estatales del PAN y el PRD en el estado, Yolanda Valladares y Víctor Améndola, respectivamente.

 

Acusa daño a Pemex

 

Ya en su discurso de precampaña ante una concurrencia predominantemente panista y con directivos del PRD y MC, Ricardo Anaya crítico los gasolinazos, el alza de precios, la inseguridad y el desmantelamiento de Pemex, que castigó especialmente a Campeche con la pérdida de miles de empleos.

 

Explicó que la razón de la caída de Pemex y “que el gobierno federal no quiere que se sepa, que quiere esconder, es que estos señores manejaron Pemex de manera corrupta e incompetente, endeudaron brutal e irresponsablemente a Pemex”.

 

Al principio del gobierno de Enrique Peña Nieto, explicó, la deuda de la petrolera era de 690 mil millones de pesos y en cuatro años creció “a dos billones de pesos, es decir, en cuatro años más que duplicar se multiplicó. Y la pregunta es: ¿qué hicieron con todo ese dinero? Corrupción e ineptitud”.

 

El precandidato siguió su acusación: “Compraron dos plantas de fertilizante chatarra en 30 mil millones de pesos. ¿Les parece correcto que hayan usado el dinero de la deuda en dos plantas chatarra? Se han pasado pide y pide prestado y hay que pagar. Ese es el problema principal de Pemex, que debe pagar la deuda e intereses”.

 

Anaya Cortés destacó que el monto mínimo que Pemex debe pagar por su deuda “sólo para intereses, sin abonar al capital”, es de “casi ¡100 mil millones de pesos!”.

 

Y comparó: “para que se den una idea, el monto es cinco veces todo el presupuesto de Campeche. Sólo por intereses de la deuda. Y más que todo el presupuesto del Procede, que ese programa social para toda la República Mexicana”.

 

De paso, mencionó el caso corrupción de la empresa Odebrecht, que implicó a varios países de los que sólo en México y en Venezuela “no hubo consecuencias”. Y exclamó: “de ese tamaño es la corrupción y la impunidad”.

 

Al retomar la promesa que en su momento hicieron Cuauhtémoc Cárdenas, Vicente Fox, Felipe Calderón, Luis Donaldo Colosio, Ernesto Zedillo, Francisco Labastida, Enrique Peña y otros, reconoció que el país le debe mucho a Campeche por la explotación petrolera, por la que nunca fue retribuido. Entonces, prometió que, en caso de ganar la Presidencia, le hará “justicia al estado”.

 

Anaya llegó a Campeche por Mérida, donde se negó a responder a los reporteros que intentaron entrevistarlo en el aeropuerto con el pretexto de que estaba apresurado.

 

Campeche es uno de los estados donde la coalición “Por México al Frente” no se ha concretado por que los dirigentes del PAN, PRD y MC no han logrado ponerse de acuerdo en el reparto de las candidaturas.

 

Trascendió entre panistas, que el escollo está en que los manejadores del PRD, partido que en la elección pasada cayó a la cuarta posición en el estado, exigen las candidaturas para las alcaldías de Campeche y El Carmen, pese a que en ambos casos los aspirantes mejor posicionados son los del panismo, y a los que, por cierto, el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas intenta frenar.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto