Documentos faltantes e inconsistencias en el expediente Rébsamen (primera parte)

El Colegio Rébsamen volvió a ser tema del debate por la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México

Irene Larraz / Verificado 2018

Ciudad de México.- El derrumbe del Colegio Rébsamen fue nuevamente tema en el segundo debate de candidatos a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Mikel Arriola, Alejandra Barrales y Purificación Carpinteyro volvieron a acusar a Claudia Sheinbaum de ser responsable de las irregularidades y corrupción que causaron el desplome de uno de los edificios del plantel, en el que murieron 19 niños y seis adultos, tras el sismo del 19 de septiembre pasado.

Las acusaciones van desde que ella, como delegada de Tlalpan entre 2015 y 2017, no clausuró el colegio, a pesar de las irregularidades en la construcción y los permisos de operación, hasta que ocultó información y no entregó el expediente completo de este plantel.

Verificado 2018 consultó con el equipo de la propia Sheinbaum, entrevistó a padres de familia y revisó expedientes.

Con base en esta información, puede concluirse que la delegación Tlalpan sí tenía un expediente incompleto del edificio que albergaba al Colegio Rebsamen y la información sí estuvo reservada por cuatro meses, tal como han denunciado padres de familia.

Opacidad

Bajo la gestión de Claudia Sheinbaum, la delegación tomó la decisión de no difundir información del colegio durante cuatro meses, amparándose en una orden judicial. El Comité de Transparencia Delegacional, en sesión extraordinaria el 27 de octubre de 2017, reservó la información.

La delegación alegó que lo hizo en respuesta a una notificación de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), en la que señalaba que la información era parte de una investigación judicial.

Sin embargo, la notificación sólo exigía la reserva de los datos personales y no había ninguna prohibición expresa que impidiera generar versiones públicas.

La decisión se mantuvo hasta el 21 de febrero, cuando Sheinbaum ya había solicitado licencia para contender por la jefatura de Gobierno capitalina. Esta decisión se tomó por instrucciones del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFODF).

Un día después, el 22 de febrero, Tlalpan desclasificó la información y abrió un micrositio donde publicó de nuevo el expediente de la escuela.

El expediente

Al arranque de su administración, Claudia Sheinbaum denunció que los expedientes que había recibido de la administración 2012-2015 estaban incompletos. Citó como ejemplo los de la Dirección General de Obras, sobre los que aseguró que había nueve proyectos adjudicados de los cuales faltaban expedientes, o en la Dirección de Jurídico y Gobierno, donde denunció que había 43 expedientes perdidos.

Esta denuncia la hizo pública durante una entrevista con Ciro Gómez Leyva en octubre de 2015.

Esta misma entrevista fue utilizada por el equipo de la ahora candidata de Morena para explicar las razones por las cuales el expediente del Colegio Rébsamen estuviera incompleto.

Sin embargo, el Bufete Fuentes León, que representa a seis de los padres de las víctimas y familiares de algunos de los adultos fallecidos, sostiene que Tlalpan entregó información incompleta y que esto es responsabilidad del gobierno delegacional.

Entre los documentos faltantes, de acuerdo con el bufete, están:

  • Los vistos buenos de seguridad y operación de Rancho Tamboreo 19 entre 2007 y 2017 (se tiene que renovar cada tres años). Sin embargo, en el aviso de funcionamiento señala que existe un visto bueno con vigencia hasta el 16 de abril de 2016.
  • Certificado de acreditación de uso de suelo por derechos adquiridos de Rancho Tamboreo 19 con folio 16122, fechado de 7 de septiembre de 1993, que figura en el aviso de funcionamiento.
  • El colegio estaba ubicado no sólo sobre Rancho Tamboreo 11 y 19, sino también sobre Calzada de las Brujas 34 y 40. Sin embargo, no hay ningún documento oficial sobre la fusión de estos dos predios, por lo que también falta toda la documentación sobre ellos.
  • Renovaciones del visto bueno de seguridad y operación de Rancho Tamboreo 11 entre 2009 y 2017. El último visto bueno es de 2017 y el anterior, de 2009; pero por ley, este documento debe renovarse cada tres años, por lo que faltarían dos. Lo mismo sucede con el visto bueno de seguridad y operación de Rancho Tamboreo 19: sólo aparecen los de 2007 y 2017.
  • No hay planos de los inmuebles.
  • No existen documentos que acrediten que se cumplieron las órdenes de clausura de 2010 y 2014, ni la orden de demolición de 2014. Tampoco el pago de la multa impuesta en 2010.
  • No hay ningún documento que acredite la revisión de la escuela tras el sismo del 7 de septiembre.
  • No figuran las autorizaciones ni los programas internos de Protección Civil del Colegio Enrique Rébsamen, que deben de renovarse cada año. Sólo existe una prevención del año 2017 a la solicitud de autorización del programa interno de protección civil de Rancho Tamboreo 11.

Inconsistencias en el expediente

Maritere Ruiz, de la organización Suma Urbana y colaboradora de la plataforma #ObraChueca, que denuncia irregularidades en el sector de la construcción, corroboró la falta de documentos y constató las inconsistencias en el expediente presentado por la delegación, entre las que se encuentran las siguientes:

  • En 2010 existe una orden de clausura y demolición; sin embargo, no figuran pruebas de que se cumpliera. Este es el principal argumento de Sheinbaum para sustentar su denuncia penal contra los directores Jurídico y de Gobierno, Alejandro Zepeda Rodríguez y Miguel Ángel Guerrero López.
  • En 2015 y 2016, la escuela construyó una ampliación del edificio que se desplomó, ubicado en Rancho Tamboreo 19, a decir de algunos padres de víctimas. Sin embargo, en el expediente no aparece ningún registro de manifestación de construcción. En este caso, también es posible que la obra se realizara de forma clandestina, sin notificarse a la delegación.
  • Los documentos existentes registran el aumento de metros cuadrados para Rancho Tamboreo 19, sin embargo, no existen manifestaciones de obra para esos años. Esto último constituye otra inconsistencia, ya que para que aumentaran los metros debían existir manifestaciones de obra que acreditaran ese crecimiento de la construcción.
  • En lugar del certificado de acreditación de uso del suelo por derechos adquiridos para Rancho Tamboreo 19, lo que se presenta es la solicitud, no la aprobación. En ella consta que “el uso de suelo para escuela secundaria aparece prohibido” para ese predio.
  • Aunque el el aviso de constancia de seguridad estructural de 2013 para Rancho Tamboreo 19 tiene una vigencia de cinco años, el 17 de julio de 2014, se presenta otro aviso de constancia de seguridad estructural.
  • En la solicitud de autorización del programa interno de protección civil, que debe presentarse cada año.
  • Una prevención insta al colegio a presentar cuatro documentos faltantes; entre ellos, la actualización del programa interno del predio Rancho Tamboreo 19, y se determina que tiene un plazo de cinco días para subsanarlo. El trámite está inconcluso y pese a ello no se clausuró el colegio.
  • En el aviso de visto bueno de seguridad y operación de Rancho Tamboreo 19, con fecha 28 de agosto de 2006, se declaró un número de licencia de construcción de fecha de 1981. Sin embargo, las únicas dos licencias de construcción entregadas por la delegación Tlalpan a Rancho Tamboreo 19 son del 25 de noviembre de 1983 y del 19 de febrero de 1984.

Lea ‘DRO del Colegio Rébsamen usó un documento falso para evitar su detención’

Lo que SÍ está en el expediente

El expediente inicia con la denuncia penal de la delegada, Claudia Sheinbaum, “en contra de quien resulte responsable” por el derrumbe del Rébsamen. El resto del expediente está desordenado, mezclando documentos de los dos predios que conforman el colegio, Rancho Tamboreo 11 y 19, y sin ningún orden cronológico.

El documento contiene licencias de construcción de 1983, expedientes de verificación de 2010 y 2013, avisos de visto buenos de seguridad y operación incompletos, avisos de constancia de seguridad estructural, uso de suelo del predio Rancho Tamboreo 11 con número de licencia 1/245/83/14, un oficio de prevención al Programa Interno de Protección Civil y el aviso de funcionamiento de establecimiento mercantil con giro de bajo impacto.

¿Qué permisos de operación y protección civil tenía el Colegio Rébsamen para operar?, ¿en qué estatus está el proceso judicial de la dueña de esta escuela?, ¿qué procesos legales han iniciado los padres? Es información que se publicará en la segunda parte de esta historia.

vsv

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto