Caso de "El Bronco" agudiza la confrontación entre el INE y el TEPJF

En los últimos meses el Instituto Nacional Electoral y el TEPJF han sostenido decenas de desencuentros

Por Vanessa Solis 

Ciudad de México.- La candidatura de 'El Bronco' agudiza la confrontación entre las autoridades electorales del país. El Instituto Nacional Electoral (INE) acata entre protestas la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de incluir a Jaime Rodríguez Calderón ''El Bronco'' como candidato a la presidencia.

En sesión extraordinaria de carácter urgente, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral acató el día de ayer la sentencia de la Sala Superior del TEPJF en cuanto al ordenamiento de registrar como candidato independiente a la Presidencia a Jaime Rodríguez Calderón "El Bronco".

Durante la sesión, los consejeros electorales mostraron su disposición de cumplir con el ordenamiento del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), no obstante, dieron a conocer su desacuerdo con la resolución, la cual tuvo como objeto exhortar al INE para que registrara al gobernador de Nuevo León con licencia bajo el argumento de que su derecho de audiencia con relación a las anomalías en sus firmas de apoyo ciudadano no fue respetado conforme a la ley.

En los últimos meses, el Instituto Nacional Electoral y el TEPJF han sostenido decenas de desencuentros en los que se han revocado reglamentos, dictámenes de fiscalización y diversos acuerdos. 

Al respecto, el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Pedro Salazar Ugarte, advirtió que este escenario y la emisión de resoluciones como las de El Bronco y El Jaguar ponen en duda la credibilidad de las instituciones electorales e inyectan más elementos problemáticos al proceso.

En entrevista con El Financiero, aseveró que en estos casos, el TEPJF emitió "una decisión jurídicamente infundada, técnicamente deficiente y políticamente desafortunada", que afecta la confianza en el propio órgano electoral jurisdiccional y también merma la credibilidad de las demás autoridades, como el INE.

Señaló que no representa un problema en sí mismo la revocación de los acuerdos del INE por parte del Tribunal Electoral, sino la falta de sustento jurídico, y consideró que los desencuentros entre ambas instancias representan una "dinámica institucional desafortunada".

¿Quiénes están detrás del Tribunal? 

La Sala Superior del Tribunal Electoral se compone de siete magistrados, de ellos José Luis Vargas, Indalfer Infante, Mónica Soto y Felipe Fuentes respaldaron la candidatura de Jaime Rodríguez.

La decisión de los magistrados reavivó las críticas sobre la falta de independencia del máximo tribunal electoral en México. 

De los cuatro magistrados que votaron la validación de Jaime Rodríguez, tres fueron vinculados en su momento con el PRI de Enrique Peña Nieto, y uno con el PRD. 

Felipe Alfredo Fuentes Barrera fue propuesto por el PRI como magistrado. El Senado avaló su designación para un periodo inicial que iría de 2016 a 2022, pero después se amplió el plazo de su desempeño hasta 2024.

Cuando fue incluido en las ternas de aspirantes a magistrados, se le identificaba como cercano a Humberto Castillejos, en ese momento consejero jurídico de la Presidencia, pues en 2015 lo había impulsado para llegar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aunque no logró esa posición.

José Luis Vargas Valdésfue propuesto por el PRI; en su caso, para un periodo de tres años, de 2016 a 2019, una vez avalado como magistrado, se aprobó un periodo ampliado hasta 2023.

Fue titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) de 2010 a 2012, pero dejó esa dependencia por un litigio que perdió la hermana del presidente Felipe Calderón como candidata del PAN al gobierno del estado de Michoacán, disputa legal que ganó el PRI.

En 2015, asesoró al hoy gobernador de Colima, Ignacio Peralta, a impugnar la elección estatal, procedimiento que fue repuesto y se definió en segunda vuelta a favor de Peralta.

Mónica Aralí Soto, se ha mencionado que tuvo apoyo directo del coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa Patrón, para llegar al cargo de magistrada.

En noviembre del año pasado, el Tribunal Electoral salió en su defensa pública porque en redes sociales circuló un mensaje en el que se exponía su cercanía con Enrique Ochoa, dirigente nacional del PRI.

A Indalfer Infante González se le identificó como cercano al PRD porque en 2007 fue impulsado por Ricardo Monreal (en ese momento senador del sol azteca) para convertirse en consejero de la Judicatura. Adicionalmente, en el Senado, recibió el apoyo del ahora experredista Miguel Barbosa.

Además de esta polémica decisión, los magistrados de la Sala Superior han sido criticados por sus altos salarios. Cada uno tiene un ingreso de 4 millones 564 mil pesos anuales, superior en más de un millón de pesos al del Presidente, quien gana 3 millones al año por desempeñar el cargo.

vsv
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto