Buscan prevenir el trabajo infantil en comunidades agrícolas

De acuerdo con la OIT, el trabajo infantil bajó 4% en el país

Por Vanessa Solis 

Ciudad de México.- Pese a que el trabajo infantil está prohibido en casi todos los países, todavía hay millones de niños que lo sufren en todo el mundo, recuerda la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 

Según cálculos de la organización con sede en Ginebra, en 2016 había unos 218 millones de niños de 5 a 17 años trabajando en todo el mundo, y de ellos, 152 millones lo hacían ilegalmente. La mitad de los afectados eran menores de 12 años. 

En México el trabajo infantil se redujo cuatro puntos porcentuales en un periodo de ocho años, aunque entidades como Chiapas, Oaxaca, Michoacán y Guerrero son las que tienen la mayor tasa de ocupación laboral  de menores  no permitida, señaló la OIT. 

Este 12 de junio se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, por lo que la organización World Visión México lanzó la campaña “Dales un mejor futuro. No al trabajo infantil”. 

Dicha campaña forma parte de las acciones del programa “Campos de Esperanza” que busca prevenir el trabajo infantil y promover la mejora de condiciones de trabajo en comunidades agrícolas migrantes, en los estados de Oaxaca y Veracruz. 

 

 

El programa tiene como objetivo sensibilizar a las comunidades agrícolas migrantes sobre el riesgo y consecuencias del trabajo infantil, con la finalidad de lograr cambiar las percepciones que se tienen en estas comunidades sobre el trabajo infantil. 

Para lograrlo, la organización desarrollará diferentes acciones de comunicación en los estados, municipios y comunidades beneficiarias, como obras de teatro, pinta de murales, talleres de video y fotografía, radio novelas e historietas. 

Con ellos se busca impactar de manera directa a 640 familias de Oaxaca y Veracruz, beneficiando a alrededor de mil 216 niños y adolescentes que trabajan. 

Por otra parte,  la Directora General de Investigación y Estadística de la Secretaría del Trabajo, Luisa Pulido, señaló  que se detectó que los mayores municipios con probabilidad de riesgo alto son: 12 en Chiapas; seis en Oaxaca; cuatro en Puebla; cuatro en Jalisco;  tres en Durango; uno en Campeche y uno más en Chihuahua.

En México, 2.2 millones de niños, niñas y adolescentes entre los 5 y 17 años de edad trabajan en actividades no permitidas, lo que pone en riesgo su bienestar integral y la posibilidad de asistir a la escuela, de acuerdo con la última encuesta del INEGI, realizada en 2015. 

La mayor parte de los niños y niñas de México que trabajan, lo hacen por razones asociadas con la necesidad de aportar recursos al hogar. 

La semana pasada, la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) convocó a los sectores productivos y a las organizaciones sociales a promover acciones para erradicar el trabajo infantil en México e impulsar los cambios necesarios para que ningún niño se quede sin estudiar.

Isaías González Cuevas, secretario general de la CROC, manifestó que la erradicación del trabajo infantil es una de las principales metas del movimiento obrero organizado, por lo que “vamos a seguir trabajando desde el Congreso de la Unión y con las instancias gubernamentales para cumplir con este propósito”.

Refirió que el trabajo o la explotación infantil en cualquiera de sus formas es una violación a los derechos de los infantes y una manifestación de los niveles de pobreza y vulnerabilidad que se registran en muchas regiones de México.

Desafortunadamente, agregó, los menores no eligen trabajar, sino que para muchas familias su incorporación al mercado laboral representa una fuente de ingresos más para asegurar su supervivencia.

vsv

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto