Bazbaz, uno de los principales operadores de inteligencia del gobierno de EPN

El exprocurador, que llevó el caso Paulette, fue designado titular del Cisen 

Por Vanessa Solis 

Ciudad de México.- La llegada del polémico exprocurador mexiquense que encabezó el caso de la menor Paulette,  Alberto Bazbaz Sacal , como titular del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), se da en momentos de cambios políticos de frente a las elecciones de julio.

Bazbaz, presentó el miércoles su renuncia a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de hacienda, donde estuvo al frente durante todo el sexenio. 

Su labor frente la UIF, se ha puesto en duda luego de que se diera a conocer que México es de los países que menos investiga el caso de lavado de dinero. 

El informe del Financial Action Task Force (FATF), una organización internacional que establece estándares globales para combatir las finanzas ilícitas, dice que las autoridades hacendarias mexicanas no hicieron lo suficiente para monitorear negocios fuera del sector financiero utilizados para el lavado de dinero, como bienes raíces.

Desde 2014, la autoridad tributaria de México ha tenido poderes para auditar a más de 64 mil empresas consideradas de alto riesgo.

Además, se han realizado menos investigaciones que en años anteriores sobre la base de información de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), una parte de la SHCP, señala el informe.

Ha congelado cuentas de cientos de personas físicas y morales sospechosas de lavado, con base en una reforma legal de 2014 que la Corte ya declaró inconstitucional. 

Además, Bazbaz  fue quien integró la acusación contra Elba Esther Gordillo, Javier Duarte y Guillermo Padrés, congeló cuentas a Rafael Márquez y Julión Álvarez, a más de 60 empresas de outsourcing, a familiares y amigos de Marcelo Ebrard, a los allegados de Ángel Eladio Aguirre, Amado Yáñez, de Oceanografía, entre muchos otros.

La Unidad cuenta con tecnología de la información para procesamiento de datos, correlación de personas, revisión de cuentas bancarias y cruce de todo tipo de información, que ha sido aportada por el Departamento de Estado mediante fondos de la Iniciativa Mérida. 

De acuerdo con información de Reforma, la UIF también se autoconcedió facultades para acceder a las bases de datos de las compañías telefónicas para obtener registros sobre las llamadas, mensajes y demás comunicaciones entre los usuarios, aunque no es una dependencia de procuración de justicia.

Por lo que ahora, desde el Cisen, el funcionario tendrá facultades para solicitar la intervención de toda clase de comunicaciones privadas.

Bazbaz, que en el sexenio pasado trabajó en la PGR, ha sido uno de los principales operadores de inteligencia del gobierno de Enrique Peña Nieto. 

Es cercano al ex Consejero Jurídico de la Presidencia, Humberto Castillejos, y al encargado de la PGR, Alberto Elías Beltrán.

El contacto de Bazbaz con Peña Nieto fue el exdirector de Conagua David Korenfeld Fedelman, quienes son amigos desde la Universidad. 

Korenfeld, un hombre multipremiado por la comunidad judía, se convirtió en la puerta de entrada de Peña Nieto con dicha comunidad. En su momento, a Korenfeld se le mencionó como uno de los personajes que habrían utilizado sus contactos en el Medio Oriente para, mediante una complicada transacción financiera como la que se utiliza para lavar dinero, sacar millones de pesos de México, llevarlos a España, pasarlos por Israel y regresarlos al país vía el banco Monex, de acuerdo con un artículo publicado por Proceso. 

Y si Peña, Bazbaz y Korenfeld son tan cercanos, y en su momento necesitaron a los priistas para llegar a la presidencia, se entiende porqué a militantes de ese partido no se les indagó en la UIF, o porqué la UIF nunca va tras la pista del dinero sucio.

Bazbaz es Licenciado en Derecho y Maestro en Ciencias Penales por la Universidad de Anáhuac, y colaboró en la defensa de Raúl Salinas de Gortari, acusado de enriquecimiento ilícito, hermano del expresidente Carlos Salinas de Gortari. 

En marzo de 2008, fue nombrado por Enrique Peña Nieto, Procurador de Justicia del Estado de México.

Mientras estuvo al frente de dicha dependencia enfrentó un caso emblemático que generó muchas dudas y tuvo inconsistencias, la muerte de la niña Paulette Guevara en 2010.

La menor de cuatro años de edad primero fue declarada como desaparecida y motivó una gran movilización policiaca para su localización, así como múltiples hipótesis sobre su destino.

Nueve días después, según la versión oficial, Paulette fue hallada muerta en su propia cama. La investigación concluyó que la muerte de la menor se trató de un accidente.

Finalmente, Bazbaz renunció a la dependencia estatal tras ese caso, con el argumento de que la sociedad perdió confianza y credibilidad en la institución con sus conclusiones sobre ese caso.

vsv

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto