El asesinato de Don Eugenio Garza Sada

Noticias MX.- ¡Cuidado Don Eugenio! .......fue el grito que se escuchó un 17 de septiembre en la esquina de Quintanar y Villagrán en la Colonia Bella Vista en Monterrey, por parte de las vecinas y sus esposos que día a día lo saludaban, al verlo pasar en su auto Ford color negro 1973.
Cuatro de los seis guerrilleros de la Liga Comunista 23 de septiembre, que le habían cerrado el paso a su vehículo se bajaron a tratar de someterlo y secuestrarlo y fue en ese momento donde el Señor Garza Sada, fue el primero en sacar su pistola y se armó la balacera, primero cayó su chofer y dos guerrilleros, luego cayó abatido el líder industrial y finalmente su guardaespaldas, otro guerrillero mal herido se subió a la camioneta Ford Falcon y emprendieron la huida.
Y así fue que en el año de 1973 a las 9:25 de la mañana, Monterrey y el País perderían a uno de los más ilustres empresarios de México, Don Eugenio Garza Sada...Hubo muchas teorías sobre su asesinato, no es el caso recordarlas hoy, es solamente hacer siempre un homenaje póstumo a un gran regiomontano.
En su entierro otro gran personaje de Monterrey Don Ricardo Margaín Zozaya, presidente del Consejo Consultivo del Grupo Monterrey leyó un discurso en el que decía así:
“… sólo se puede actuar impunemente cuando se ha perdido el respeto a la autoridad; cuando el estado deja de mantener el orden público; cuando no tan sólo se deja que tengan libre cauce las más negativas ideologías, sino que además se permite que cosechen sus frutos negativos de odio, destrucción y muerte… Cuando se ha propiciado desde el poder a base de declaraciones y discursos el ataque reiterado al sector privado… sin otra finalidad aparente que fomentar la división y el odio entre las clases sociales.
Cuando no se desaprovecha ocasión para favorecer y ayudar todo cuanto tenga relación con las ideas marxistas a sabiendas de que el pueblo mexicano repudia este sistema opresor… Unos desean invertir sus capitales, pero temen hacerlo… Por doquier vemos el desorden instituido que casi parece desembocar en la anarquía, se suceden los choques sangrientos; las Universidades se encuentran convertidas en tierra de nadie; se otorgan mayores garantías al delincuente común que al ciudadano pacífico que se ve sujeto a atentados dinamiteros, asaltos bancarios, destrucción y muerte… Los más se preguntan con legítimo derecho hacia dónde va la Nación y cuál será el porvenir que les espera a nuestros hijos. Si se ha malinterpretado la acción prudente de la autoridad, que la misma se haga sentir en forma seria y responsable. Sobre el interés individual o de grupos ideológicos se encuentra, al menos así lo piensan las instituciones del sector privado, el interés de la Patria”
Descanse en Paz Don Eugenio Garza Sada.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto