Urge ONU a gobierno mexicano fortalecer cuerpos de seguridad

México, con “nivel continuo y elevado de impunidad” contra defensores de derechos humanos: ONU-DH

Por Gloria Leticia  Díaz/ Apro 

Ciudad de México (apro).- El relator especial de Naciones Unidas sobre la situación de defensores de derechos humanos, Michael Forst, encendió las luces de alarma sobre la persistencia de “un nivel continuo y elevado de impunidad” en México que “legitima” las agresiones contra defensores de derechos humanos, quienes con frecuencia son víctimas, tanto del crimen organizado, como de  “empresas que actúan al amparo de autoridades débiles, corruptas o infiltradas, tanto a nivel federal, como estatal y municipal”.

Durante la presentación de su informe anual ante la 37 sesión de trabajo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU -el pasado viernes 23 en Ginebra-, expresó su “grave preocupación por el contexto actual de impunidad y violencia en México, que afecta en gravemente a las personas defensoras de derechos humanos y periodistas”.

En su presentación, el experto de la ONU urgió a garantizar la “independencia” y sin “vínculos políticos” del próximo fiscal General de la República, así como “revisar” la recién aprobada Ley de Seguridad Interior.

En su reporte dio cuenta de tres casos que ilustran los “niveles de violencia e inseguridad” sobre los activistas y periodistas: los asesinatos de Miroslava Breach, en Chihuahua, y el de una defensora de Tamaulipas, cuyo nombre fue suprimido del documento, así como el atentado en el que perdieron la vida el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Baja California Sur, Silvestre Toba Camacho, y su hijo, en tanto que su esposa y otro hijo sufrieron lesiones.

Para el relator, los anteriores son ejemplos de “altos niveles de violencia e inseguridad” observados durante su visita a México, lo cual resulta de suma preocupación si se considera que situaciones similares generan un “efecto disuasivo” entre personas defensoras de derechos humanos.

En el informe, destacó la convicción del relator de que “el principal obstáculo para la protección de estas personas (defensoras) son las fallas sistemáticas en la investigación, procesamiento y sanción de los delitos cometidos”, que en la mayoría de los casos quedan en la impunidad.

Michael Forst agregó en el reporte que “la ineficacia en la prevención del delito y en las medidas de protección para las personas defensoras de derechos humanos contribuye al grave entorno de inseguridad que se vive en México” que, junto con la impunidad, paralizan la labor de los defensores “interfiriendo con el ejercicio del derecho a defender los derechos humanos”.

Ante tal escenario, el funcionario internacional consideró que, en México, las personas defensoras de derechos humanos “se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad frente a actores privados, tales como grupos del crimen organizado y empresas que actúan al amparo de autoridades débiles, corruptas o infiltradas, tanto a nivel federal, como a nivel estatal y municipal”.

El experto de la ONU urgió al gobierno mexicano a “fortalecer sus cuerpos de seguridad y el sistema de procuración de justicia, no mediante un aumento de efectivos o el empleo de fuerzas armadas en asuntos de seguridad interior, sino mediante la implementación de medidas efectivas para erradicar la corrupción al interior de las corporaciones de seguridad, las fiscalías, y el poder judicial”.

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto