Jóvenes, los más vulnerables del sexting y la pornovenganza

El sexting no es un delito, el problema es cuando el contenido sexual es transferido a terceras personas y se hace mal uso de la información

Por Vanessa Solis

Ciudad de México.- México es el país latinoamericano donde más se realiza el sexting; es decir, donde se envían más contenidos sexuales, de acuerdo con el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

El organismo explica que 36% de los jóvenes entre los 12 y 16 años conocen a una persona que ha enviado contenido erótico, y más de 10% aceptó haber participado en el sexting.

“Quienes más practican el sexting son personas jóvenes que tienen acceso a las tecnologías con conexión directa a internet”, señaló en entrevista con MX Político Juan Carlos Montesinos, director de la Policía de Ciberdelincuencia Preventiva.

El sexting no es un delito, mientras se haga de manera consensuada,  el problema es cuando el contenido sexual es transferido a terceras personas o se hace mal uso de la información, indicó Montesinos.

Lo que llevaría a convertir el sexting a la pornovenganza, algo que puede ser muy perjudicial para la salud emocional de los individuos porque pueden llegar a sentirse culpables de lo que ocurrió, y a menudo sus contextos refuerzan ese sentimiento.

 

 

La pornovenganza es la publicación de videos, imágenes y grabaciones de tipo sexual sin el consentimiento de la persona que se identifica en el contenido.

Las consecuencias de un caso de pornovenganza se vuelven más graves para la víctima cuando viven en familias rígidas o con valores religiosos más arraigados, porque creen que puede haber represalias por parte de los padres al enterarse de la situación.

Ante este problema existe la unidad de la Policía de Ciberdelincuencia Preventiva de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, creada en 2013, ayuda en la prevención de cualquier tipo de incidente en el que esté involucrada la tecnología.

Como principales líneas de acción la Policía de Ciberdelincuencia Preventiva realiza:

-Monitoreo de redes sociales y sitios web en general.

-Pláticas informativas en centros escolares e instituciones del Distrito Federal, con el objetivo de advertir los delitos y peligros que se cometen a través de internet, así como la forma de prevenirlos, creando una cultura de autocuidado y civismo digital.

- Ciberalertas preventivas las cuales se realizan a través del análisis de los reportes recibidos en las cuentas de la Policía de Ciberdelincuencia Preventiva.

Montesionos, indicó que las personas no están enseñándoles a los menores, a sus hijos, cuales son las recomendaciones o que cuidados deben de tener para no ser objeto de algún ilícito.

Resaltó que el hecho de darle a un menor de edad algún aparato que se conecte a Internet y no supervisarlo, es como si el adulto llevará a sus hijos al parque y los dejara en la zona de juegos para irse a trabajar, lo que es algo ilógico.

La falta de información de los adultos, sobre lo que hay que enseñarle al menor es la que provoca que los menores sean vulnerables a algún tipo de ilícito, aseveró. 

Agregó que los principales delitos o situaciones de las que se proporciona información para no ser víctimas, son el sexting, acoso, robo de identidad, cibergrooming y el ciber bullying.

vsv

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto