Regresan los Verificentros y ¿regresarán las contingencias ambientales?

El próximo 2 de julio entran en vigor los 55 nuevos verificentros en la Ciudad de México

Por Jorge Cadena

Ciudad de México.- La contaminación que se vive en la Ciudad de México es un tema recurrente entre las autoridades, pues aún no encuentran la manera de contrarrestar los altos índices de ozono que hay en la capital del país.

Es bien sabido que a lo largo de estos años, el número de automóviles que transitan por las calles de la capital ha ido en aumento, lo cual ha generado que vayan en incremento los niveles de contaminación, así como las cantidades exageradas de basura que hay en la ciudad.

Ante este factor, se implementaron dos programas para combatir los altos niveles de contaminación: la verificación vehicular y el Hoy No Circula en diversos puntos de la llamada Megalópolis.

El primero de ellos consiste en verificar la eficiencia del convertidor catalítico de tu auto mediante la lectura de los gases de escape y es un proceso que se realiza cada semestre, es decir, dos veces al año.

Además, derivado de este programa es que entra en juego el programa Hoy No Circula, pues dependiendo del tipo de holograma que te otorguen tras la verificación (00, 0, 1, 2) serán los días que tu automóvil no podrá circular, independientemente de la terminación o color del engomado.

Sin embargo, parece que la implementación de este programa no ha tenido el éxito esperado, pues tras años de llevarse a cabo en la Megalópolis, resulta increíble que los niveles de ozono no disminuyan como se tenía pensado.

Cabe recordar que el pasado mes de diciembre de 2017, se anunció que se suspendería la verificación vehicular en la capital, debido a que los permisos de los 74 Verificentros que operaban vencían el mismo mes y que desde 2018 operarían 55 centros con nuevos permisos.

La pregunta sería si realmente los Verificentros están ayudando a disminuir los niveles de contaminación al dejar fuera de circulación uno o más días a los millones de vehículos que circulan por las entidades que conforman la megalópolis.

De acuerdo con datos de la Secretaría del Medio Ambiente capitalina, durante el año pasado sólo hubo un total de 81 días limpios, es decir, 284 fueron sucios, arriba de los 100 puntos Imeca en la Zona Metropolitana del Valle de México; a diferencia de 2016 cuando hubo 280 días sucios y en 2015 cuando se registraron 274.

Además, 2017 fue el año en el que se decretó la contingencia ambiental más prolongada, pues la contaminación no descendía ni con las restricciones a la industria y a la circulación de vehículos, pues se aplicó del 15 al 21 de mayo y del 23 al 24 de mayo de 2017, pues en esos días hubo más de 151 Imeca en la zona conurbada de la ciudad, pese a que hubo una disminución a los hologramas cero, y muchos autos dejaron de circular un día o dos.

Sin embargo, también fue el año en que menos contingencias tuvo la Megalópolis, pues ya que sólo hubo cuatro contingencias ambientales.

Para este año, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) especuló que las declaratorias de contingencias ambientales en el Valle de México podrían llegar hasta las 15, un número demasiado alto, pues estimaban que la contaminación en el trimestre de marzo a mayo de 2018 sería peor que en el mismo periodo de 2016 y 2017.

Sumado a esto, la intensa ola de calor que se ha vivido en el centro del país ha generado ya la primera contingencia del año, pues recordemos que apenas el jueves de la semana pasada se activó la Fase 1 por las altas concentraciones de ozono (161 puntos en la zona suroeste, 143 en el centro, 111 en el noreste, 110 en el noroeste y 55 puntos en el sureste), así como a las condiciones atmosféricas desfavorables.

Pese a ser la primera advertencia, ese mismo día se desactivó la Fase 1 de la contingencia, regresando todo a la normalidad, pero cuánto tiempo más tardará en activarse de nuevo por los altos niveles de ozono en la capital y más aún con el regreso de la verificación vehicular, la cual tendría que ser un apoyo fuera para disminuir los contaminantes.

Será el próximo 2 de julio cuando los 55 nuevos verificentros entren en funcionamiento y a partir de esa fecha, podremos ver si los nuevos lineamientos bajo los que se rigen funcionan y disminuyen los niveles de ozono en la capital y megalópolis.

jmcr

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto