Maduro sube al ring a Maradona vs. Kempes

Argentinos acusan al  “Matador” de haber apoyado la dictadura militar

Redacción: MX Político

Buenos Aires, Argentina.- El tema de Venezuela y Maduro polariza  a los argentinos, porque por una parte, el presidente Macri toma lo que sucede en ese país para atacar a su archirrival Cristina Fernández de Kirchner, a la que ve crecer de nuevo en el ánimo de la gente, mientras él ve mermado su capital político que lo llevó a la presidencia,  por las consecuencias de la política económica severa que le ha impuesto al país de alzas en gasolina, gas, comestibles, luz y despido de empleados públicos que tampoco encuentran acomodo en la empresa privada que no tiene vacantes para tanta gente y el desempleo aumenta cada día. Macri, sin embargo,  asegura que él llegó a salvar al país del kirchnerismo que convertiría a esa nación en otra Venezuela.

Aunado a eso, el astro Diego Armando Maradona salió en día pasados a defender a Maduro y a decirle que estaba listo para vestir el uniforme de soldado e ir a luchar a Venezuela contra el imperialismo y la derecha, lo que provocó el enojo de otro referente del futbol de ese país, aunque no tan venerado como El  Pelusa: Mario Kempes, quien le contestó: “¿Cómo puedes apoyar la muerte de 124 jóvenes que lucharon por la libertad y la democracia en su país? No a la dictadura”.

Otro futbolista se sumó a la polémica, Chilavert,  y critico a Maradona, diciendo: “Habla contra el imperialismo, pero vive en Dubai”. Pero a él, nadie le hizo caso.

La respuesta en las redes sociales contra Mario Kempes no tardó en aparecer y le recordaron que él fue un apoyador de la dictadura militar de su país, que se esmeró en que el mundial del 78 le sirviera a los militares para legitimarse, mientras a pocas calles donde se jugaba la final del certamen, en el  ESMA, centro de arresto, centenares de argentinos vivían los momentos más duros de la represión. Las críticas de los argentinos le pegaron tan duro al matador Kempes, que se fue a la hemeroteca durante horas a  buscar un periódico de aquellos días en el que el encabezado rezaba una de sus declaraciones: “Mis goles son para el pueblo argentino, no para Videla”. Pero Kempes ya había probado la furia de las redes y no le gustó nada.

Política y futbol dividen siempre a la mitad a los argentinos: Boca Junior-River Plate, Cristina-Macri y ahora Maduro y sus opositores. La eterna grieta.

cvl

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto