"Puente de plata" a Eruviel el PRI CDMX: Opositores

En sentido estricto es un castigo, pues demerita su trabajo político del ex gobernador que sacó adelante la elección para su partido del estado de México y es un claro mensaje de que se encuentra totalmente descartado 

Redacción:MX Politico

Toluca, Estado de México.-  Como un distractor, como una burla, como una forma de ajuste por las condiciones de inseguridad que deja en el Estado de México y hasta como una elocuente vía para comunicarle en el lenguaje del simbolismo político del sistema mexicano, que "está fuera de la contienda presidencial"; así de múltiples fueron las formas de interpretación de las diferentes fuerzas políticas la "designación" por el Consejo Político el PRI en la Ciudad de México, de Eruviel Ávila Villegas como Presidente del Comité Directivo Estatal en la Ciudad de México.

Y es que aproximadamente desde el proceso electoral de 1991, aquella elección de mitad de sexenio de Carlos Salinas Presidente y Manuel Camacho Regente, el PRI "no da una" en esta demarcación política.

El "carro completo" que ganó Enrique Jackson como dirigente del PRI en la capital es uno de los últimos y memorables logros políticos de ese instituto político en el "Benjamín " de los estados de nuestro país.

Fueron 40 Diputados al Congreso de la Unión y 40 Representantes a la Asamblea Legislativa, los que logró llevr al PRI a las Cámaras, porque ese era el número de distritos elecorales: Palmo a palmo, de "punta a punta", un triunfo asombroso y por lo mismo,...casi inexplicable.

Y después el gran trabajo del dirigente Manuel Jiménez Guzmán, que ganó también casi todo, respaldado por el efecto Colosio, con el handicap que traía el candidato presidencial Ernesto Zedillo, el aparente buen sabor de boca del salinato (que en diciembre de ese mismo 1994 se tornaría en decepción y amargura) y el efecto de la psicosis colectiva que tenía la población mexicana por cosas hasta entonces inéditas como la supuesta "revolución zapatista" y el magnicidio de Colosio.

Desde la dirigencias de Jackson y Jiménez Guzmán  1991 y 1994 respectivamente, no se ha vuelto a hablar de triunfos del PRI en la capital de la República.

Desde entonces han pasado dirigentes con prestigio político, como Beatríz Paredes Rangelo Roberto Campa Cifrián; de reputación dudosa como Cuauhtémoc De la Torre; políticos desempleados que llegan a intentar "hacer la chica", como Héctor Hugo Olivares Ventura y como es el caso quizá ahora, de Eruviel Ávila Villegas, pero cuyo desempeño de todos sin excepción , ha sido por demás inútil.

Con esta designación, muchos actores políticos auguran que Eruviel tampoco entregará buenas cuentas porque el tricolor es la cuarta o quinta fuerza en la capital del país.

Por ejemplo, entrevistados por Organización Editorial Mexicana de manera separada, Horacio Duarte, el líder de Morena en el Estado de México; el representante de ese partido ante el IEEM, Ricardo Moreno; el secretario electoral del PRD nacional, Octavio Martínez; la secretaria general del PRD estatal, Ana Yurixi Leyva Piñón y el diputado local del PAN, Raymundo Guzmán, todos sin excepción advirtieron que ese cargo no es un premio para quien fue mandatario de la entidad más importante del país y Morena descartó que represente un riesgo.

Horacio Duarte, líder de la primera fuerza política en la entidad afirmó que en sentido estricto es un castigo, pues demerita el trabajo político del ex gobernador que para su partido sacó adelante la elección del estado de México y es un claro mensaje de que se encuentra totalmente descartado para cualquier candidatura, pero además llega con la proyección de escándalos de corrupción del PRI. “Es una degradación política”, sostuvo.

hch


 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto